Viajamos para cambiar no de lugar, sino de ideas

4 viajamos cambiar lugar ideas

“Viajamos no para cambiar de lugar, sino de ideas” Hipólito Taine

Para decidir que lo dejaba todo y me iba a la otra punta del mundo a buscar mi caminocamino, primero me lo tuve que repetir a mi misma unas 20 veces,  porqueporque aunque  yo llevaba mucho tiempo queriendo salir de España y me había recorrido multitud de destinos (Berlín, Brighton, Oslo, Costa Rica, Dublín) desde el sofá de mi casa,  nunca había sido capaz de planteármelo en firme. Y es que soy una persona a la que le cuesta mucho tomar decisiones importantes en su vida. Comencé a plantear la idea a mis amigas más cercanas y a mi hermano  (mi mayor apoyo) que me animaron a dar el paso. Hice números teniendo en cuenta lo que tenía ahorrado, lo que me devolverían de fianza del piso y si vendía algunos de mis muebles. Busqué opciones con las que sascar el máximo rendimiento a mi dinero. Lo más importante de todo fue elegir el destino, tenia que ser un lugar donde mi dinero se revalorizara, es decir, donde la vida fuera muy barata. Por eso elegí el sudeste asiático. Después continué investigando distintas opciones con las que ahorrar dinero mientras se viaja y aterrice en páginas como Workaway o Helpx -de las que hablaré más adelante-. Pedí información a una persona que conocía el funcionamiento de estasestas plataformas. Y entonces me volví a repetir a mi misma otras 20 veces que lo que tenía aquí ya no me ofrecía lo que yo deseaba y que tenía que salir a buscar una alternativa.

Cuando ya lo tuve claro llegó el momento de decírselo al resto del mundo: los compañeros de trabajo, el resto de amigos y sobre todo mis padres. Probablemente esto fue lo más duro de todo. Supongo que a ninguna madre puede hacerle gracia que su niña se vaya a 10.000 kilómetros de distancia sola.

Una vez decides hacerlo oficial, te encuentras con todo tipo de reacciones. La mayoría de personas me manifestaron su envidia, por lo que me sentí inmensamente afortunada de tener esta oportunidad. Supongo que el ser soltera, sin hijos ni hipotecas también tiene sus ventajas.

Otros pocos -la minoría para ser sinceros- me dijeron que estaba loca y que “eso es muy peligroso”. Yo que había estado informándome, leyendo blogs y libros sobre el lugar que había elegido y sobre lo que supone hacer un viaje sola no le di mayor importancia a estos comentarios. Y es que ya lo dice Aniko Villalba la autora del blog Viajando por ahí, “el mundo es un lugar más amable de lo que nos pensamos y los miedos de la gente vienen casi siempre por desconocimiento”. Aunque a decir verdad, algo loca si que debo estar, pero ¿que sería la vida sin un toque de locura?

También hubo quien me repetio lo valiente que era. ¿Valiente yo? ¿Coraje? ¿Que es eso? Nunca me he considerado una persona más o menos valiente que el resto (tampoco menos) Quizá un poquito más echada p’alante algunos, pero ¿valiente? Supongo que cuando tocas fondo porque llevas muchos años haciendo algo con lo que no te sientes a gusto sacas fuerzas de flaqueza y consigues el empuje que necesitas para cambiar tu vida. O tal vez no me he parado a pensarpensar, con tantísimas cosas que tengo que hacer, en lo que supone esta decisión. En cualquier caso ya no hay vuelta atrás. El 22 de enero comienza mi viaje y aquí iré plasmando mis aventuras y desventuras y otros aspectos de mi vida que me han ayudado a dar este gran salto. Y es que no voy a viajar para cambiar de lugar, sino para reinventarme con nuevas ideas.

Si tienes alguna pregunta o quieres mostrarme tu apoyo puedes dejarme un comentario aquí abajo 😉

 

Si te ha gustado comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on Pinterest
Latest Comments
  1. Aldana |
    • Silvia QH |
  2. Raquel |
    • Silvia QH |
  3. Hairen |
    • Silvia QH |
  4. Carmela |
    • Silvia QH |
  5. José Luis Casal |
    • Silvia QH |
  6. Irene Castañeda |
    • Silvia QH |

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *