Qué ver en Singapur en 2 días

 

Posando con los Supertree Grove

Posando con los Supertree Grove en Gardens by the bay

Escribo desde un autobús yendo a la capital de Malasia, Kuala Lumpur. Atrás dejo una ciudad que a la que ya me había habituado. Singapur es amable, acogedora y fácil de transitar. He estado en ella 4 días y medio de los cuales tan solo he utilizado dos para hacer turismo, supongo que me he dejado muchas cosas en el tintero pero creo haber visitado los sitios más emblemáticos y característicos. No me gusta estresarme a la hora de visitar una ciudad por lo que aparte de recorrer sus calles he aprovechado para retomar las clases de yoga online , ya que cargar con la pesada mochila ya está haciendo mella en mi delicada espalda. No me gustaría tener que abandonar esta aventura por este problema. Cada problema tiene una solución y este viaje va de buscar soluciones para no poner excusas.

Empiezo así mi primera etapa en solitario. El 15 de febrero me reencontraré con mi amiga Hairen en una paradisiaca isla de Tailandia, Koh Lipe. El 19 de febrero es festivo en Singapur, celebran el año nuevo chino y ha podido coger unos últimos días de vacaciones antes de volver a Madrid a la espera de saber cual será su próximo destino. Cierra así un año lleno de escapadas a innumerables destinos de la zona.

Este post junto con el anterior podrían considerarse una guia de que ver en Singapur en 2 días. En mi segunda jornada de turismo decidí acercarme a Little India. La India es un lugar que me fascina pero al cual tengo mucho respeto por varias razones, por lo que no estoy segura de acabar visitándola alguna vez. He estado en innumerables barrios chinos de multitud de ciudades, pero jamás había estado en uno indio. Según me comentaron la población inmigrante inda en Singapur suele estar unida al sector de la construcción. De primeras impresiona el como los hombres no disimulan en mirarte siendo una mujer que anda sola por la calle. Una vez dentro del corazón del barrio destaca la cantidad de tiendas de fruta, ropa, joyas y electrónica que tiene. Es tremendamente colorido y se ve a muchos tenderos haciendo adornos florares a las puertas de los establecimientos.

Un tendero haciendo adornos florales

Un tendero haciendo adornos florales

Tuve la suerte de poder presenciar una misa hinduista en un templo. Me impactó que la mayoría de asistentes eran mujeres ataviadas con las hindumentarias típicas llenas de color. No se que es lo que estaban haciendo exactamente, pero parecían estar adornando aun dios con muchos brazos.

 

IMG_4263

 

Decorando al dios Shiva

Decorando al dios

Cuando viajamos, al no disponer de internet, abrimos más nuestros sentidos. Escuchamos a la gente, olemos los aromas que se entremezclan en el aire y sobretodo volvemos a observar a nuestro alrededor. Hemos perdido la capacidad de observar a las personas que nos rodean, al viajar todo es sorprendente, novedoso. Sentarse en un restaurante indio vegano y mirar a la genter comer con las manos es algo fascinante. Al verme occidental me trajeron cubiertos pero yo quise imitarles. Es curioso el como las costumbres de las culturas difieren tanto. Sin saber muy bien que ra pedí un “rava onion masala” y pregunté si era spicy, el camarero me nego con la cabeza. Me gustaría saber que es lo que consideran spicy los indios, horas después aun me ardian los labios. “Es todo un detalle que pongan jarras de agua en las mesas”, pensé para mí mientras los ojos se me llenaban de lágrimas y no de pena precisamente.

IMG_4268

Rava onion masala. “No spicy” va y me dice el tio…

Me acerqué paseando hasta una zona comercial donde me topé con Siam Lim Square un centro donde se pueden encontrar todo tipo de artículos tecnólogicos. Cada puesto pertenece a una marca distinta y los empleados intentan llamar tu atención para que te acerques a comprar. En el Albert Complex un poquito más al este, hay todo tipo de centros comerciales como el OG que es una especie de Corte Inglés donde venden desde perfumes y ropa hasta electrodomésticos. De ahí pasé a Bugis una de las calles comerciales más emblemáticas de Singapur.

Sobre las 18:00 tomé el metro hasta la parada de Bayfront donde se encuentran los Gardens by th Bay. Me habían comentado que desde allí se pueden ver unos bonitos atardeceres y como fanática que soy de ellos intenté llegar antés de que cayera el sol. El cielo en esta zona suele estar casi siempre cubierto de nubes, lo cual es un alivio porque este calor con sol justiciero sería demasiado. Según llegas al parque cerca de la bahía ves a lo lejos unas torres enormes. Al entrar en el parque hay mapas que te indican las distintas partes que tiene, “Chinease garden”, Indian Garden” “Flower Dome”… y entonces llegas a esas torres enormes, los Supertree Grove. Son impresionantes, algo que merece la pena ir a ver. Subir al puente que une dos de ellas tan solo cuesta 5 SGD. Hairen me había dicho que a las 19:45 y a las 20:45 había un espectáculo así que espere un rato sentada contemplando como se iba yendo la luz y poco a poco los árboles gigantes se iban iluminando. Llegó la hora y por los altvoces se anunciaba que comenzaba el show. Me quedé sin palabras, es completamente indescriptible el espectáculo de luz y sonido que presencié. Sin duda un cierre perfecto para la visita del país que ha visto comenzar mi periplo asiático. Volveré en unos meses para coger el vuelo de vuelta a España, quien sabe si en 6 meses o en alguno más.

Supertree Grove en Gardens by the bay iluminado por

Supertree Grove en Gardens by the bay iluminado por la noche

Mientrás viajo en este comodo autobús con rumbo a la capital malaya he pasado mi primer control de aduana por tierra y he conocido a un hongkones y dos coreanos que se han pensado que era francesa. Así empieza mi aventura.

 

 

Si te ha gustado comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on Pinterest
Latest Comments
  1. Gary |
    • Silvia QH |
  2. Vero |
    • Silvia QH |

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *