Camino a India vía Moscú

Camino a India vía Moscú


“And I gave my eyes to the boredom, still the seabed wouldn’t let me in.
And I try my best to embrace the darkness in which I swim.
Oh lookin’ out at this happiness I searched for between the sheets,
Oh feelin’ blind, I realize, all I was searchin’ for… was me. “

“Y entregué mis ojos al aburrimiento a pesar de que no me dejaban entrar al fondo del mar.

E hice lo posible por abrazar la oscuridad en la que nadaba

Oh mirando esta felicidad que buscaba entre las sábanas

Oh sintiéndome ciego me di cuenta de que lo que estaba buscando… era a mi.”

Ben Howard – Keep your head up

Hace casi dos años abrí este pequeño rincón en el ciberespacio. Fue más una manera de darme fuerza que para abrir una ventana al mundo sobre la experiencia más gratificante y aterradora de mi vida. Como la gran mayoría ya sabe, dejé mi cómodo trabajo, mi apartamento de 50 metros cuadrados y vendí casi todo lo poco que poseía, para recorrer el sudeste asiático durante tiempo indefinido. Que finalmente se convirtieron en los 9 meses más duros y enriquecedores de mi vida. La vuelta a la realidad fue tan dura como reveladora. No quería volver a mi vida anterior. Sólo me quedaba averiguar la manera de conseguir mantener un estilo de vida diferente al establecido. Y así es como acabé trabajando en Ibiza para ahorrar de nuevo y poder continuar la aventura en la  que se había convertido mi vida.

Hoy escribo de nuevo en un avión rumbo a Nueva Delhi y las palabras de Ben Howard resuenan en mi cabeza. Porque después de haber nadado en un mar de oscuridad he conseguido por fin encontrar aquello que andaba buscando, que no era otra cosa que a mi misma. A esa Silvia que había perdido en algun momento del camino que es la vida.

La meditación y sobre todo el yoga, que descubrí de casualidad hace unos 3 años, me traen al pais de los ashrams y la comida picante. Y es que conectar con uno mismo trae experiencias increíbles.

La primera vez que me fui de España sin fecha de vuelta lo hice para escapar de la rutina y el camino me enfrento con retos duros que una vez superados se han convertido en una  lista de historias que contar. La noche antes de embarcar en el primero de mis dos vuelos previstos hacia mi destino final, la pereza y el nerviosismo me invadía. ¿Quien me manda a mi volver a pasar penurias en el tercer mundo después de haberme dejado el culo trabajando en temporada alta en la isla más frenética de nuestro país? Me preguntaba una y otra vez mientras la almohada me veía dando vueltas. Y esta misma pregunta sonaba en mi cabeza mientras por un retraso en el vuelo acababa haciendo noche en el frío Moscú con otros 6 españoles más.

Vistas desde el hotel de Moscú

Vistas desde el hotel de Moscú

Así pues, mi viaje empezó con una de esas aventuras que pasan a formar parte de la larga lista de batallas con las que ya cuento en mi haber. Lo primero fue cenar algo cortesía de la compañía aérea mientras esperábamos que el gobierno ruso nos dejará salir de la zona de tránsito del aeropuerto para trasladarnos al hotel donde haríamos noche. Trámite que pensábamos sería sencillo, pero con los soviéticos habíamos topado… 5 horas después de aterrizar conseguimos salir a la nevada Moscú a -10 grados, escoltados en todo momento hasta nuestra llegada al hotel donde no se nos permitía salir del pasillo donde se encontraban nuestras habitaciones. Hasta tal punto fue nuestro reclutamiento, que a las 8 de la mañana un empleado nos traía el desayuno a la habitación al más puro estilo carcelario. Entre bromas y risas pasamos aquellas casi 24 horas en la capital rusa y yo no podía parar de pensar en todas las aventuras incómodas que me quedan por vivir en los siguientes meses que durará mi viaje.

Este es el camino que elegí, uno lleno de retos y alejado de las comodidades a las que estaba acostumbrándome otra vez. Vuelvo a enfrentarme a una carretera llena de baches que me sacaran de nuevo de esa zona de confort donde dicen, está la magia, aquella que es mejor hacer que suceda.

Make magic happen

Si te ha gustado comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on Pinterest
Latest Comments
  1. Cristina |

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *