Que es el desapego y porqué crecer es aprender a despedirse

crecer es aprender a despedirse

“Crecer es aprender a despedirse” Risto Mejide

Hace ya tiempo que leí un artículo del polémico Risto Mejide  de esos que te da que pensar pero que no acabas de integrar en tu vida. En uno de sus párrafos aparecía la cita con la que comienza este post, el texto decía así:

“Crecer es aprender a despedirse. El día que te das cuenta de que crecer va a significar despedirse de personas, situaciones, emociones, memorias, ilusiones e incluso amigos que se supone iban a estar para toda la vida. El día que ves que crecer significa conocer cada día más gente que ya murió. El día que te das cuenta que te despides mejor que hace un año. Que ya no te sorprende que la gente desaparezca de tu vida. Ese día estas aprendiendo a decir adiós, ese día estas creciendo.”

Y es que despedirse es triste, muy triste. Escribo estas lineas con los ojos hinchados de llorar y las piernas temblando de dar abrazos que susurran “hasta pronto”. Y es que aun no me he ido y ya les echo de menos. Son mis dos familias, la de sangre y la otra, la que elegí. Ando aun aprendiendo a despedirme de ellos y siento que crezco un poquito más ( y no en altura precisamente, el 1,58 se queda como está).

Hace no mucho que conozco la palabra “desapego”. Hace aun menos que comprendí su significado, porqué es beneficiosa integrarla en nuestras vidas y lo difícil que es ponerla en práctica.  En el libro Desapegarse sin anestesiaWalter Riso lo explica perfectamente. En occidente no estamos preparados para la pérdida, la base que nos inculcan es la esperanza. Esto hace que muchas veces nos frustremos por no conseguir nuestros objetivos o peor aun, nos aferremos a cosas o personas tanto que acabemos sufriendo por no aprender a desprendernos de ellas. En oriente el budismo considera un engaño pensar que las cosas no cambian y duran para siempre. A ellos les enseñan a aprender a perder, a aprender a despedirse.

Seguramente estés leyendo esto y pensando que el apego es una manifestación de cariño o afecto por alguien. Esta es una idea equivocada muy instaurada en occidente. En oriente el apego es visto como la causa principal del sufrimiento humano y una forma de adicción. El apego corrompe, pierdes tu dignidad, tu repeto, tus valores esenciales y tu libertad. Una de sus principales características es el miedo a perder aquello que deseas. Es por ello que aunque “desapego” tenga para nosotros connotaciones negativas (indiferencia, desinteres, desamor), su significado original en la filosofía budista es el de desprenderse y desistir de lo que nos lastima , liberarse del deseo malsano.

A menudo a las personas desapegadas se las tilda de egoístas simplemente por el hecho de que para ser felices solo les basta ellas mismas. No necesitan a nadie, cambian la palabra “necesitar” por “preferir”. Cuando una persona desapegada se enamora no necesita a su pareja, simplemente la prefiere sobre el resto de la gente, pero su vida no se desmorona por completo si esta persona se aleja. Desapegarse significa cambiar un sufrimiento inútil por uno útil, asumir el duelo y la perdida. Dejar ir y asumir que todo cambia, que nada es para siempre y que la vida fluye.

Y todo esto viene porque por fin asimilo el concepto, por fin soy capaz de despedirme de gente con la que he compartido mi día a día durante tantos años. He logrado derramar lágrimas de aprendizaje, de esas que riegan el alma para hacer crecer como un robusto árbol. He conseguido desapegarme de esa idea preconcebida que me hacía pensar que todo era para siempre y que no podría vivir sin mi gente. Cuesta, joder que si cuesta. Cuesta horrores decir “ya no os necesito”, tanto que a veces ni yo misma me lo creo.  En el fondo, en ese fondo que no quieres mirar pero al que se te van los ojos sin querer, aun me parece necesitarles acompañandome en el camino. Hoy guardé las excusas en el cajón, es momento de volar sola, aprender a despedirme y tener la certeza de que por muy lejos que me vaya siempre estarán esperándome. Solo me queda darles las gracias a todas y cada una de las personas que me han apoyado en esta aventura.

Si te ha gustado comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on Pinterest
Latest Comments
  1. Patricia |
    • Silvia QH |
  2. Frego |
  3. Www.getjealous.com |

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *