Cómo el yoga me cambió la vida

Cómo el yoga me cambió la vida

“Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente controlará tu vida y tú lo llamarás destino.” Carl Jung

Hace algo mas de un año escribía sobre cómo dejar de fumarcómo meditar me cambió la vida,  pero el verdadero cambio comenzó unos años atrás cuando debido a mis problemas de espalda decidí apuntarme a clases de pilates. Por aquel entonoces no lo sabía pero aquella decisión fue el principio del camino que hoy me ha llevado hasta un pequeño rincón de la India. Hay quien pensará que fue el destino. Yo prefiero pensar que mi vida estaba encaminada a tomar esa decisión y todo lo que he vivido después de ese momento me ha conducido hasta este preciso instante en el que escribo estas lineas. Lo que mi profesora de pilates me enseño fue a sanar mi cuerpo a través de posturas procedentes del milenario arte del yoga. Hoy he aprendido a sanar mi mente y conocer mi verdadero ser o espiritu y para ello utilizo también técnicas que me ha enseñado el yoga.

Para los occidentales yoga es tan solo un puñado de poses extrañas con las que conseguimos estirar los músculos y corregir nuestra postura corporal. Quizás no estemos preparados para saber toda la verdad. Después de años de práctica sé que el yoga físico es tan solo una pequeñísima parte de lo que la palabra engloba. Yoga significa literalmente unión y en occidente lo hemos traducido como “Unión del cuerpo, la mente y el alma”. En realidad el cuerpo es tan solo una herramienta para conseguir el verdadero propósito del yoga, “Samadhi”. Esta palabra que en sánscrito significa “descanso eterno”, es similar a lo que los budistas llaman”Nirvana”.

Yoga postura de los ocho angulos

Este verano una amiga me preguntaba por qué es una práctica tan adictiva y creo que la razón es porque nos permite conocernos, no solo a nivel físico sino también a nivel espiritual. Es la herramienta con la que despertamos nuestra consciencia y comenzamos el camino del autoconocimiento. Cierto es que, este camino puede empezar de muchas otras maneras, pero sin duda el yoga es una de la más saludables para continuar por ese sendero que nos llevará a hacer consciente lo inconsciente, como dice el psicólogo alemán Carl Jung.

En el año 300 antes de Cristo, Patanjali recopiló, en lo que hoy conocemos como la biblia del yoga, toda la información que se había escrito en India sobre la práctica desde la prehistoria. En los “Yoga Sutras” Patanjali nos describe 8 componentes:

– Yamas: Autocontrol y hábitos para una vida saludable

– Niyamas: Prácticas positivas o deberes del practicante

– Pranayama: Control de la energía a través de la respiración

– Asana: Significa literlamente postura y es lo que en occidente conocemos como yoga. Sin embargo su significado es mucho mas profundo pues no solo debemos desarrollar la postura con el cuerpo, sino también con los sentidos, la mente, el intelecto  y todo nuestro ser, lo que vulgarmente conocemos como alma.

– Prathayara: Abandono de los sentidos o conseguir internalizarlos para que no nos desconcentren.

– Dharana: Concentración

– Dhyana: Meditación

– Samadhi: Completa absorción o descanso eterno

Estos 8 principios describen lo que he ido interiorizando en mi vida desde que comencé mi práctica. No es un camino fácil ni sencillo pero todo tiene su recompensa. Gracias al yoga he aprendido a cuidarme, conocerme, sanarme, respetarme, quererme, desapegarme, (comenzar a) desprenderme de mi ego, (intentar) dejar de compararme y millones de cosas mas en las que aún estoy trabajando. Simplemente practico yoga porque Google no puede contestar todas las preguntas.

Yoga google

Si te ha gustado comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on Pinterest

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *