Caminando sin excusas se convirtió hace unos meses en el letargo de las excusas. Mi aventura acabó y con ella muchas de las esperanzas que acumulé durante 9 meses. Muchos seguían mis pasos por el mundo mientras confiaban en alguien que cogió una mochila cargada de ilusiones y se